ESTA NO ES UNA HISTORIA CONVENCIONAL

Queríamos viajar por el mundo pero solo teníamos 200 euros, entonces nos mudamos a Mykonos, encontramos una casa abandonada donde vivir y trabajamos como vendedores ambulantes en la playa. De esta forma, pudimos ganar dinero y comprar un billete de ida a la India. 10 años y más de 70 países visitados desde entonces y aún no paramos de viajar.

Suscríbete

Escribe tu email aquí y recibe notificaciones cuando haya nuevas entradas.